Seguridad en la bicicleta

sine-thesis_azulLas normas de seguridad en una ciudad diferirán a las que existen en un descenso de montaña.

A continuación se distinguirán los aspectos en cuanto a la seguridad: mecánica, equipo de protección y conducción.

Seguridad mecánica

Para el uso de una bicicleta, el casco es un elemento de seguridad indisensable. Frecuentemente también se utilizan gafas de seguridad y guantes.
Para un uso seguro de una bicicleta, ésta debe estar en buen estado. El punto más importante a considerar es el sistema de frenos, ya que sin éste puede ocurrir fácilmente un accidente. Otros aspectos mecánicos importantes incluyen componentes en mal estado o mal colocados que pueden fácilmente fracturarse, doblarse o desprenderse originando un accidente, entre los accidentes más peligrosos por fallas mecánicas están los que implican que entre los radios de alguna llanta se atore un desviador u otro elemento, que se frene súbitamente una llanta por un cable flojo o que se desmonte una llanta en medio de un salto. Por lo anterior la mecánica de la bicicleta y su mantenimiento es importante en la seguridad del ciclista.

Equipo de protección

La protección en bicicleta puede agruparse en dos: protección personal y accesorios de seguridad en la bicicleta.

El casco de ciclismo es un elemento de seguridad activa que, según diversos estudios, contribuye a disminuir la intensidad y la incidencia de traumatismos craneoencefálicos. Hay desacuerdos respecto a si el uso del casco debe ser obligatorio. La principal oposición a que el uso del casco sea obligatorio parte de la idea de que tal medida podría desalentar el uso de la bicicleta o a que una falsa sensación de seguridad incite a los ciclistas a conducir con menos precaución. La obligación del uso de casco de protección para ciclistas varía de unos países a otros. La primera ley que obligaba el uso de casco al circular en bicicleta fue aprobada en 1990, tras 10 años de promoción del uso del casco, en el estado de Victoria (Australia). Algunos países en los que se obliga al uso del casco en diversas circunstancias son Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos, Nueva Zelanda, España, Finlandia, Islandia y la República Checa. En algunos casos estas obligaciones están dirigidas exclusivamente a los menores a una determinada edad o a la circulación en vías exteriores al casco urbano. En el caso de España, la legislación obliga a utilizar casco homologado o certificado al circular con una bicicleta en vías interurbanas, ya sea como condutor o como acompañante exceptuando dicha obligación en rampas ascendentes prolongadas, o por determinadas razones médicas acreditables o en condiciones extremas de calor.

Otros equipos de protección personal dependen de la actividad particular, siendo los más comunes las rodilleras y coderas para el ciclista de BTT, BMX o Biketrial. También es recomendado el uso de guantillas para mejorar la comodidad de conducción y para evitar abrasiones en las manos en caso de caídas.
En cuanto a los accesorios de seguridad para la bicicleta dependen del tipo de ciclismo que se haga. Así una bicicleta de ruta podrá hacer uso de un «sacaclavos», una bicicleta para la ciudad de faros, timbre o timbre y espejo. Para uso de ciudad, el guardabarros es muy útil para mantener la limpieza del ciclista al emprender la ruta después de la lluvia.

Conducción

El carril bici suele ser exclusivo para ciclistas. En Suiza, es obligatorio que la bici esté cubierta por una póliza de muy bajo coste. - Imagen de un signo urbano de un carril para bicicletas en Suiza.

El elemento común a todo ciclista en cuanto a su seguridad en la conducción es haber aprendido a montar correctamente y no distraerse. Dividamos la seguridad en la conducción según el tipo de ciclismo de que se trate. Si bien la conducción de una bicicleta es común a todos los tipos, existen aspectos técnicos particulares en cada tipo de bicicleta así como en cada medio donde se ruede.

Se destaca la conducción en carreteras, en campo y caminos así como en el medio urbano. Cada uno de los aspectos anteriores implica cuidados distintos.
En cuanto al medio urbano tenemos que cada vez es más usual que se habiliten carriles bici para incrementar la seguridad de los ciclistas. Dichos carriles suelen ser de uso exclusivo para ciclistas, vehículos de discapacitados y patinadores. En algunos lugares, como por ejemplo en España y Colombia, en vías interurbanas, es obligatorio circular con casco. Otras formas de protección son los guantes de cuero, rodilleras y coderas; estos últimos complementos se utilizan especialmente en modalidades de ciclismo de alto riesgo. Además, en Suiza, es obligatorio que la bici esté cubierta por una póliza de muy bajo coste para poder circular.

Aspectos técnicos

800px-diagrama_bicicleta

Las partes de la bicicleta en general son:

  • Cuadro. El más común es en forma de rombo, también llamado de diamante o de doble triángulo. Los clásicos eran de hierro o acero; hoy en día, cuando es acero el cromo-molibdeno se denomina «Cro-Moly» o «Cromoly». También pueden ser de aluminio o de titanio, o incluso de fibra de carbono.
  • Horquilla. Es la pieza de la dirección que sujeta la rueda delantera; puede ser fija o con suspensión.
  • Ruedas. La delantera y la trasera son diferentes.
  • Grupo: conjunto de elementos (cadena de transmisión, cambios, piñones, platos, bielas, ejes y pedales) que aprovechan la fuerza motriz, convirtiéndola en desplazamiento.
  • Frenos.
  • Dirección.
  • Manillar o manubrio.
  • Asiento o sillín.
  • Guardabarros.
  • Tija.
  • Luces (por dinamo o batería).